El Bosque de Briganttia

 
 
Picture
-Abedul: protección, purificación, fertilidad, nuevos comienzos.

-Abeto: no se recomienda su uso.

-Álamo: protección.

-Albaricoque: amor.

-Almendro: adivinación, clarividencia, sabiduría, dinero, prestamos, negocios.

-Arce: adivinación, amor-

-Avellano: adivinación, protección, matrimonio, reconciliación.

-Cedro: prosperidad, longevidad.

-Ciprés: trabajos de vida pasada, protección.

-Coco: pureza, castidad, curación.

- Durazno: amor, adivinación.

-Enebro: protección.

-Espino: limpieza, matrimonio, amor, protección.

-Eucalipto: salud.

-Fresno: protección, magia del mar cuando se ejecutan los hechizos lejos del mar u océano.

-Higo: fertilidad, fortaleza, energía, salud.

-Lima: adivinación, curación, neutralidad, castidad.

-Limón: adivinación, curación, neutralidad, castidad.

-Manzano: salud, prosperidad, amor, juventud eterna.

-Mora: conocimiento, adivinación, sabiduría, voluntad.

-Naranjo: amor, matrimonio.

-Nogal: salud, protección.

-Olivo: paz, resultados, dinero, matrimonio, seguridad, fidelidad.

-Olmo: protección.

-Palmera: fortaleza.

-Pino: purificación, salud, fortuna, fertilidad, prosperidad.

- Roble: salud, fortaleza, dinero, longevidad.

- Sauco: curación, protección, prosperidad.

-Sauce: curación, protección, encantos, deseos, facilidad para tener hijos.

-Serbal: protección, fortaleza.

-Tejo: no se recomienda el uso.

-Tilo: protección

 

-Fuente: Poderes terrenales- Scott Cunningham

 
 

La verdad es que las plantas nos ofrecen TANTAS, TANTAS cosas, que es impresionante. Fíjate, aquí te presento otro grupo. Son las llamadas "Hierbas", así, en general, "Hierbas".

Por Hierbas se entienden 3 tipos de plantas:

- Aromáticas
- Condimentarías
- Medicinales

• Plantas aromáticas


Son aquellas que tienen hojas o flores que desprenden un aroma más o menos intenso. Puede ser un árbol (Naranjo amargo por sus flores), un arbusto (rosal) o una planta herbácea (Lavanda). Muy pronto te ofreceré una lista de la mayoría de Plantas Aromáticas que hay para tu jardín, terraza, patio o interior.

• Plantas culinarias o condimentarías

Son aquellas que se usan en la cocina, para condimentar guisos, sopas, ensaladas, postres y salsas.
Las Hierbas más habituales para esto son: Albahaca, Laurel (no es una Hierba, es un arbusto), Menta, Orégano, Perejil, Romero (es otro arbusto), Salvia, Tomillo, etc. La mayoría de Plantas Condimentarías son también Plantas Aromáticas.


• Plantas medicinales 

Son aquellas que tienen propiedades curativas en alguna de sus partes (hojas, flores, semillas, raíces, etc.) y sirven para calmar, combatir o , incluso, curar enfermedades. Hay miles de especies que se pueden considerar medicinales, tanto árboles, arbustos como herbáceas. Hay quien dice, que todas las plantas tienen propiedades medicinales por alguna razón u otra. Se usan en forma de infusiones, cataplasmas, etc.
 

Hay especies que pueden pertenecer a los 3 grupos a la vez (por ej. la Menta), o a uno o a dos de ellos.Las Hierbas son Plantas Anuales (duran una estación) y Plantas Perennes (duran varios años). También hay unas pocas Bienales.

Mira ante lo que estamos:

- Plantas que nos proporcionan aromas para el jardín (aromáticas).
- Plantas para condimentar, para dar sabor a nuestros guisos (condimentarías o culinarias).
- Plantas que curan o alivian enfermedades (medicinales).


Queda claro, una vez más, que los usos y utilidades que tienen las plantas son inmensos: son bellas, decoran, dulcifican un lugar, dan sombra, protegen del viento, oxigenan, humedecen el aire, proporcionan alimento como frutas y hortalizas, etc., etc., etc... ¡Ah!, y como no, las tres utilidades de este apartado: aroma en el aire, condimento para los platos y remedios para nuestra salud. ¡Casi nada!

Pienso que en todo jardín o en toda casa, debería haber algunas Aromáticas y Condimentarías. Son muy fáciles de cultivar y prácticas 100%. No es necesario tener jardín para disfrutar de ellas, puesto que cultivadas en macetas o en jardineras, se pueden ubicar en una terraza, balcón o dentro de la casa. En casa es la mejor manera de contar con hierbas frescas durante el invierno.
Donde mejor están es el la cocina, puesto que la calefacción y la falta de ventilación son sus principales enemigos. La cocina suele ser un sitio sin calefacción y que se ventila con frecuencia. Además, están más a la mano.


Existen pequeños jardines compuestos únicamente por estas plantas, llamados JARDINES DE HIERBAS


Fuentes: http://articulos.infojardin.com/aromaticas/que-son-hierbas.htm
 

 

El Suelo

04/22/2009

1 Comment

 

Infusiones sanas y tonificantes.

Coja dos o tres hojas de salvia fresca y una ramita de 5 cm de arrayan. Lave las hojas y póngalas en una taza. Vierta 150 ml de agua hirviendo. Tape la taza con un plato y déjela en infusión durante un cuarto de hora. A continuación, cuele el líquido, añada una cucharada de miel y bébasaselo despacio.

El suelo es lo primero.

Antes de pensar siquiera en empezar a plantar un jardín o imaginarse su aspecto, es fundamental conocer las características del suelo, de la tierra donde se van a plantar las hierbas. Hay muchos tipos diferentes de suelo, según la situación geográfica y factores ambientales como la humedad. Las distintas hierbas se dan mejor en diferentes tipos de suelo, de modo que los resultados no serán buenos si elige plantas no adecuadas a la zona donde usted vive.

¿Qué es el suelo? Si coge un puñado de tierra y lo examina, observara que está compuesta por distintos tipos de partículas, unas más grandes y otras más pequeñas. De hecho, la tierra tiene una estructura muy compleja y está integrada por piedras, minerales, sales, microbios, fragmentos de materia vegetal en descomposición e insectos microscópicos. Si tiene la oportunidad de mirar una muestra de tierra con el microscopio, quizá le parezca un zoo en miniatura. La tierra es una materia viva y, para que una planta pueda crecer en ella, hay que nutrir y preservar el equilibrio entre todos sus elementos. Para el jardinero, eso significa aportar con regularidad materia orgánica de buena calidad (compost) para que no se agoten los nutrientes.

Tipos de suelos: Si coge una pala y cava un agujero de unos 30 cm de profundidad, podrá empezar a distinguir algunas de las características de la tierra ¿es oscura y desmenuzable (marga) o ligera y arenosa? ¿Es pegajosa y pesada (arcilla) o está muy mojada (pantanosa)? Si crece alguna planta cerca, ¿Son sus raíces profundas o se extienden cerca de la superficie? Los suelos más oscuros, donde las raíces de las plantas tienden a ser profundas, son propicios para el cultivo de hierbas en general. Los suelos de colores más claros o más húmedos y pesados son adecuados solo para ciertos tipos de plantas.

Análisis de la tierra: Puede adquirir un equipo sencillo para analizar la tierra en un comercio especializado. Así podrá analizar su tipo de suelo y averiguar si es acido o alcalino. Lleve a cabo el análisis en distintas partes de su jardín, porque puede que detecte alguna variación en la acidez, incluso en una parcela pequeña.

Tipos de suelo:

Gredoso: si vive en una región de cretas, la tierra será ligera y estará bien drenada. Las hierbas que mejor se adaptan serán el hisopo, el enebro, el romero, la ajedrea y la mejorana.

Ligero, arenoso: La arena hace que el suelo este muy seco y que el agua se drene con mucha rapidez. Es ideal para hierbas mediterráneas como la lavanda, el tomillo y el estragón, que requiere sequedad.

Marga: Esta tierra oscura contiene muchos nutrientes y es ligera y desmenuzable. Permite una excelente ventilación de las raíces y las plantas crecen sanas y fuertes. Las más indicadas son la albahaca, el perifollo, el cilantro, el eneldo, el levístico o la salvia.

Arcilloso: La tierra arcillosa suele contener abundantes terrones pesados y pegajosos. Las hierbas plantadas en ella tienen que tener unas raíces fuertes y profundas, como la consuelda, la acedera, la melisa y la menta.

Pantanoso: Si vive en una región con mal drenaje, se tendrá que inclinar por las hierbas que crecen en entornos muy húmedos, como la angélica o la valeriana.

Como identificar el tipo de suelo: Coja un tarro de cristal y llénelo hasta la mitad de la tierra de su jardín. Llene el resto del tarro con agua, enrosque la tapa y agítelo. Espere  a que la tierra se deposite. Observara capas de arena ligera, piedras más pesadas y partículas arcillosas. Así tendrá una idea bastante precisa del equilibrio del suelo. Las tierras arenosas y arcillosas tienden a ser mas acidas, y son adecuadas para plantas como la acedera, el enebro, el diente de león y el brezo. Las tierras neutras o muy margosas suelen ser más alcalinas e ideales para plantas como el sauco, el rosal, la milenrama o varias especies de tomillo. El suelo acido es más difícil de corregir; hay que añadirle cal y materia orgánica para hacerlo más alcalino y adecuado para mas plantas.

  - Las Buenas Hierbas, Una guía completa sobre el cultivo y las utilidades de las hierbas –

 
 

Multiplica tus plantas para conseguir nuevos ejemplares. Los métodos de multiplicación principales son: semilla, esquejes, acodos, división de mata, rebrotes de raíces e injertos.Por otro lado, el intercambio entre aficionados funciona muy bien. Siempre hay alguien que quiere algún esqueje de una planta que tienes y al revés.

Esquejes

Impregna la base de los esquejes con polvo de hormonas de enraizamiento para favorecer la emisión de raíces. Se consigue un mayor porcentaje de agarre de los esquejes, aunque no es imprescindible.

Los esquejes de cactus deben dejarse que se seque la superficie cortada durante 7 días o más antes de colocarlos en el medio de enraizamiento; así se forma un callo que impide la putrefacción.

Esquejes de agua :Las siguientes especies echarán raíces introduciendo esquejes directamente en un vaso o recipiente con agua: Drácenas, Alocasia, Espatifilo, Hipoestes, Begonia, Coleo, Croton, Amor de hombre, Poto, etc.

Corta los esquejes con un cuchillo limpio y afilado, justo por debajo de un nudo de la hoja. Retira las hojas más bajas, impregna el extremo del corte en hormona de enrizamiento e introdúcelo en un tarro con agua (foto superior).


Injertos

A pesar de que el injertado se refiere normalmente a la unión de sólo dos plantas. A partir de múltiples injertos se puede obtener un manzano con distintas variedades o un rosal con flores de distintos colores.

La mayoría de los injertos se hacen a finales de invierno o principios de primavera, antes de que surjan los nuevos brotes. La púa debe recogerse durante el invierno y permanecer guardada en un lugar frío y húmedo a una temperatura cercana a 0ºC.

También podemos guardar algunas púas en casa, metidas en una bolsa de plástico dentro de la nevera y envueltas en papel de cocina húmedo.

Tras realizar el injerto, se debe cubrir la zona para evitar que se seque con cera para injertos.


División de mata

La división de mata es un método fácil y barato para obtener nuevas plantas a partir de las que ya tienes. Otoño y primavera son las épocas ideales para hacerlo. Sirve para Clivia, Agapanto, Gazania, Papiro, Verbena, Hipéricos, Helechos... multitud de plantas de interior y de exterior.

Separa las porciones con un cuchillo afilado dejando en cada trozo hojas y raíz; planta inmediatamente y mantén la tierra húmeda durante los primeros días. Intenta proteger a las nuevas plantas del viento.


FUENTES:http://articulos.infojardin.com/jardin/esquejes-injertos-division.htm


 
 

4. Glicerina

El método de la glicerina consiste en reemplazar el agua que contienen las plantas por glicerina. El material queda flexible, no rígido y frágil como el secado tradicional.
Se puede aplicar a flores, pero quedan oscurecidas o satinadas y por lo tanto, este método se recomienda para hojas o ramas, como vemos en las siguientes fotografías.
La glicerina se puede encontrar en farmacias o en tiendas de manualidades. También hay en el mercado mezclas con agua listas para usar.
El procedimiento consiste en sumergir por completo las ramas de árboles y arbustos u hojas grandes en un recipiente con glicerina diluida en agua (mitad de glicerina, mitad de agua). Se deja durante varios días hasta que el agua de la planta es sustituida por esta mezcla.
Al sacarlas de la glicerina hay que lavarlas con un poco de jabón y secarlas enseguida.

5. Gel de sílice

El gel de sílice es un agente desecante, es decir, que absorbe la humedad de los materiales.
Este método permite secar cualquier flor por delicada que sea. Dalias,bulbos, tulipanes, pensamientos, gerberas... no pueden secarse al aire.
Las flores así secadas quedan con un aspecto muy natural.
El inconveniente es que hay que controlar el tiempo de secado, ya que si están demasiado tiempo se queman y si es insuficiente, se estropean.
El gel de sílice lo puedes comprar en una droguería.
Para que realicen mejor su trabajo se deben reducir casi a polvo (apisonándolos con un rodillo, por ejemplo) de manera que puedan introducirse por todos los intersticios de las flores.
Esparce una capa de 7 cm. de espesor de cristales de sílice sobre un recipiente que tenga tapa, preferiblementa de cristal o metálico (por ejemplo, una caja metálica de pastas).
Dispón el material vegetal sobre esta capa y cúbrelo completamente intentando introducir lo más posible los cristales entre pliegues y pétalos.
Tapa el recipiente y déjalo en sitio seco y a temperatura ambiente hasta que los gránulos absorban toda la humedad del vegetal.
A los 2 días comprueba si las flores están secas (el gel debe estar rosa pálido y las flores tener tacto de papel), si no es así, vuelve a tapar y mira a diario. El tiempo máximo es de 7 días. La media son 4 ó 5 días.
Cada especie a secar es distinta de las demás y por eso tiene un tiempo de secado diferente. Dependiendo del grosor de la flor puede tardar en secar desde 1 día -una flor muy delicada-, hasta una semana -un capullo de rosa muy grande-. Lo mejor es experimentar.
Apunta el tiempo que ha tardado para recordarlo la próxima vez.
En caso de que los pétalos de una flor estén secos, pero no la base, cubre sólo la parte que aún no está seca.
Si utilizas un microondas con gel de sílice, es más rápido.
El recipiente debe ser apto para el microondas. En general, se ha de seleccionar una potencia media-baja o de descongelación y tardará entre 2 y 5 minutos, dependiendo del tipo de flor. Comprueba el estado de las flores, removiéndolas y calentando de nuevo si es necesario.
Una vez secas, sácalas de la caja, sacude con cuidado la flor y con un pincel quita los gránulos de sílice que estén pegados.
El gel de sílice se puede reutilizar muchas veces. Extiende los gránulos uniformemente en un platillo llano, elimina los restos vegetales y ponlo en el horno a temperatura media. Remuévelo de vez en cuando para que se caliente uniformemente. En media hora pierde la humedad y recupera su tono azul intenso, listo para nuevo uso. Seco es azul y húmedo, rosa pálido.

6. El prensado de flores

Se trata de un método muy sencillo por todos conocidos. ¿Quién no ha metido alguna vez hojas o flores entre las páginas de un libro? Los botánicos y aficionados prensan flores para hacer herbarios.
Las flores prensadas mantienen su color original.
También es posible secar todo tipo de frutas y verduras partiéndolas en rodajitas bien a lo ancho o a lo largo. Ejemplos: kiwi, pepino, guindilla, zanahoria, champiñón, etc.
Si es una rosa, clavel o peonía que tienen flores que abultan mucho, se pueden partir por la mitad y prensar cada trozo o prensar por separado cada pétalo y luego unirlos sobre una superficie plana.
Las flores prensadas son ideales para:
- Decoración de tarjetas, sobres y otros artículos de papelería.
- Cuadros.
- Decoración de lámparas, cajas de regalo...

El procedimiento consiste en colocar las flores recién cortadas entre pliegos de papel de filtro, de periódico no satinado, papel de seda o toallas de papel y ponerle un peso encima o meterlo en una prensa. Luego se sitúa en lugar seco y a ser posible, con ventilación.
Durante los primeros días, la posición de las flores debe cambiarse con frecuencia y también renovar los papeles absorbentes, ya que en caso de permanecer mojado se podrían pudrir.
El secado completo de las flores tardará unos 20-25 días.

Fuente:http://articulos.infojardin.com/articulos/flor-seca-metodos-secado.htm

 
 

1. Secado colgándolas boca abajo

La posición vertical boca abajo es la forma más típica y tradicional de secar plantas. Pero no todas se pueden secar así, las ramas por ejemplo, no.

Antes de comenzar el secado, elimina las hojas del tercio inferior del tallo y quita las hojas dañadas o de peor aspecto.

Átalas en ramilletes de 5 a 10 flores dispuestas escalonadamente, es decir, unas más altas que otras.

Cuélgalos boca abajo en una viga, techo, paredes, percha, celosía... en sitio oscuro y ventilado.

A las 3 semanas aproximadamente ya estarán las flores listas.

Dependiendo de la flor, se pierde más o menos su forma o se arruga un poco, y también suelen oscurecerse.

Rosas o Peonías, por ejemplo, que tienen flores grandes, en lugar de boca abajo, es mejor ponerlas a secar metidas en un jarrón, florero o similar. Las flores no quedan en contacto unas con otras, facilitando de este modo la circulación de aire entre las flores.

En invierno es probable que el ambiente se encuentre demasiado húmedo para poder secarlas al natural. En este caso se pueden colocar encima de la calefacción, meterlas en un horno microondas o prensar las plantas entre papel secante.

2. Secado extendido sobre una superficie horizontal

Consiste simplemente en extender las flores en una superficie plana horizontal (estantería, armario, etc.) sobre papel, cartón o madera. Otra opción es sobre una parrilla, por la cual circula mejor el aire.

Las flores no deben estar en contacto unas con otras, sino individualizadas.

Los helechos, setas, cereales, musgos... van bien secados de esta forma, las hojas retienen más color y forma que si fueran colgadas. 

3. Microondas

El secado en horno microondas sirve para secar plantas con rapidez.

Es necesario hacer una prueba, introduciendo en el horno una pequeña cantidad de material y observando cómo se deseca a medida que modificamos la potencia y el tiempo de funcionamiento. 

Coloca las flores en un papel absorbente sobre la bandeja.

El secado termina cuando los pétalos de la flor o las hojas, en el caso de ramas, adoptan al tacto la textura áspera como de papel.

Hay algún peligro de que se generen chispas y salga el material ardiendo. Cuidado.

En un horno corriente, no el microondas, se pueden dejar con la puerta entreabierta a unos 70 grados hasta que veas que las flores están bien secas (entre 1 y 3 horas según el tamaño de la flor).

 

Fuentes: http://articulos.infojardin.com/articulos/flor-seca-metodos-secado.htm

 
 

Las plantas y flores las puedes recolectar del jardín, huerto, terraza, invernadero o flora silvestre del campo. Si recolectas del campo, presta atención a lo siguiente:

• Algunas especies están protegidas por la ley. Infórmate.

• No recojas todas las flores que haya en un entorno concreto porque impedirías su reproducción.

• No arranques la planta de raíz, corta sólo los tallos con unas tijeras de poda o con un cuchillo afilado, así rebrotará año tras año.

Muchas de las llamadas malas hierbas o flora arvense (amapolas, jarmagos, corregüelas..) se pueden emplear para secar.

El momento ideal para la recolección es al mediodía o después y en un día soleado. Nunca recojas con rocío, por la mañana temprano, ni cuando haya llovido o nevado, porque la humedad podría pudrir las plantas. Si son plantas de jardín, no riegues durante los días anteriores a la recolección.

El mejor momento de cortar la flor es cuando el capullo está recién abierto, antes de alcanzar la apertura total de la flor, ya que finalizará de abrirse cuando esté colgada.

Procura recoger las plantas con el tallo largo; para cortarlo siempre hay tiempo. Así evitarás tener que alambrarlo. En las plantas que hayas cortado con poco tallo, conviene que la alambres antes de secarla, ya que luego se vuelven muy quebradizas

 

FUENTES: http://articulos.infojardin.com/articulos/flor-seca-metodos-secado.htm



 
 

LISTADO DE HIERBAS MASCULINAS.

Abrotano, acacia, acebo, acedera, aceituno, achicoria, agárico, agrimonia ajenjo, ajo, alamo, albahaca, alcaravea, alerce, alholva, aliso, almendra, anacardo, anemona hepática, anemone, angelica, anis, apio, arce, arroz, asa fetida, atrapamoscas, aulaga, avellano, avena, azafran, badian, bambu, banyan, benjuí, betónica, bodi, borraja, bromelia, bruonia, cabeza de dragon, cactus, caléndula, camomila, canela, caoba, cardo, cardo santo, castaño, castaño de indias, cebolla, cedro, celidonia, centaura, cidra, dinoglosa, clavel, clavo, copal, crisantemo, cubeba, culantro, curry, chalote, damiana, daltilero, diente de león, dulcamara, endrino, enebro, eneldo, enula campana, escila, espino, espliego, Eufrasia,  fresno, fresno espinoso, galanga, genciana, girasol, goma arábiga, grama del norte, granada, granos del paraíso, hamamelis, helecho, helecho macho, heliotropo, hierba de limón, hierbas de san juan, hierbabuen, higo, hiniesta, hinojo, hisopo, imperatoria, incienso, jegibre, juan el conquistador, judía, laurel, lengua de ciervo, lentisco, levístico, lima, linaria, lino, liquidámbar, lúpulo, macis, madreselva, madroño, maguey, mandarina, mandrágora, marrubio, mejorana, menta, menta citrica, mora, mostaza, muérdago, muguete, naranja, nuez, nuez de Brasil, nuez moscada, pacana, papiro, peonia, perejil, pimienta, pimienta de chile, pimienta inglesa, pimpinela, pino, pino de Norfolk, piña, piru, pistacho, planta de cera, poleo, potentilla, puerro, rabano, rabano picante, rabo de gato, raíz de fitolaca, raíz de sangre, reina de los prados, roble, romero, ruda, ruda cabruna, salvia, sándalo rojo, sangre de dragon, sasafrás, sello dorad, sena, serbal, sésamo, seta, siempreviva mayor, tabaco, te, ti, tilo, tomillo salsero, tormentilla, trébol, yerba mate, yuca, zanahoria, zarzaparrilla.


LISTADO DE HIERBAS FEMENINAS
 

Abedul, aceite de gaulteria, aciano, adan y eva, adelfa, aguacate, aguileña, alamo, albaricoque, alcanfor, alcaparra, alfalfa, algodón, aloe, altea, amapola, amaranto, amor de hortelano, artemisa, aster, avena, azafran, bachu, bálsamo de gilead, banana, bardana, beleño, belladona, bisorta, brezo, cabello de venus, calabaza, zalamo aromatico, camelia, caña de azúcar, cáñamo, cardamomo, cardo corredor, cebada, centeno, centinodia, cereza, ciclamen, cicuta, cipres, ciruela, ciruela silvestre, coco, col fetida, cola de caballo, colza, conferva, corazón sangrante, cuscuta, datura, dedalera, dictamo de Creta, dondiego de dia, dulse, eleboro, ericácea, espino cerval, espuela de caballero, eucapilto, euforbio, eupatorio, fárfara, frambuesa, fresa, fumaria, gardenia, guisante, guisante de color, haya, hibisco, hiedra, hierba cana, hierba gatera, hierba lombriguera, iris, Jacinto, jazmin, kava-kava, lechuga, lengua de víbora, licopodio, lla, limón, lirio, lirio azul, lirio florentino, lobelia, loto, lunaria, llantén, madera de acedera, madera de aloes, magnolia, maíz, malva, mano de la suerte, manto de la señora, manzana, margarita, matapulgas, matricaria, melisa, melocotón, membrillo, menta romana, mezquite, milenrama, mimosa, mierra, mirto, musgo de Irlanda, narciso, nardo, olmo, olmo campestre, orquídea, pamplina, papaya, pasionaria, patata, pensamiento, pepino, pera, placaminero, plumeria, primavera, regaliz, remolacha, repollo, rosa, ruibarbo, salicaria, sándalo, sargazo, vejigoso, satirión manchado, sauce, sauco, sello de salomon, semilla de amor, tamarindo, tamarisco, tanaceto, tejo, tercianaria, tomate, tomilla, tonca, trigo,, trillium, tulipán, uva, vainilla, valeriana, vara de oro, verbasco, verbena, verdolaga, vetiver, vincapervinca, violeta, violeta africana, yerba santa, zapatilla de la señora, zarzamora.